• René Cifuentes

Cómo pedir REBAJA de alimentos

Revisa esta síntesis de lo que necesitas para rebajar una pensión vigente.





INFORMACIÓN JUICIO REBAJA DE ALIMENTOS

I. PRIMERA CONSIDERACIÓN RESPECTO DE LOS ALIMENTOS

Para calcular cuánto debe pagarse por alimentos, se deben determinar 5 cifras:


1. Cuántos son los ingresos y gastos del padre;

2. Los ingresos y gastos de la madre;

3. Los gastos del o los hijos.


De esta forma, cada padre deberá aportar al gasto de los hijos en proporción a sus facultades económicas.


Los gastos de los padres en general no se consideran, a menos que haya gastos que sean extraordinarios, como una enfermedad grave que le haga gastar mucho al mes. En la generalidad la operación será determinar que cada padre aportará al gasto del hijo en proporción a su sueldo.

II. OBJETIVOS DEL JUICIO DE REBAJA DE ALIMENTOS (puede ocurrir una o varias de las siguientes circunstancias):


1. Demostrar que el alimentante (quien paga alimentos) ahora tiene menos recursos que al momento de la dictación de la sentencia que fijó los alimentos actuales, ya sea porque tiene menos ingresos, o porque tienen más gastos. No basta con que sea una situación puntual, como un gasto imprevisto, sino que tiene que ser algo que se extienda en el tiempo, como un despido o un nuevo hijo.


2. Demostrar que los gastos del alimentario (el o los hijos) tienen menos gastos que al momento de la dictación de la sentencia que fijó los alimentos actuales.


3. Demostrar que el otro alimentante (el padre que recibe los alimentos) ahora mejoró su situación económica o tiene mayores ingresos, de tal forma que en proporción, su aporte a los alimentos del o los hijos debe aumentar.


III. PARA ELLO NECESITAMOS ACREDITAR:


a. Situación económica al momento de la sentencia

1. Si hay sentencia definitiva, que detalla bien la situación económica de las partes, o informes periciales, bastarán esos documentos para acreditar lo anterior.

2. Pero si no se generaron los dcocumentos anteriores, o éstos no son detallados, habrá que probar la situación patrimonial al momento del acuerdo o sentencia sobre alimentos, con: 6 liquidaciones de sueldo (3 antes y 3 de después); boletas de honorarios (lo mismo); declaraciones de renta; certificado histórico de cotizaciones previsionales; pagos de arriendo, dividendo, gastos comunes; gastos de salud; otras pensiones de alimentos; gastos de colegios; gastos furgón; gastos en salud de otros hijos; etc.


b. Situación económica al momento de pedir la rebaja:


1. Ingresos actuales: últimas 6 liquidaciones de sueldo; boletas de honorarios de los últimos 6 meses; últimas declaraciones de renta; certificado histórico de cotizaciones previsionales; etc.


2. Gastos actuales: pagos de arriendo, dividendo, gastos comunes; gastos de salud; otras pensiones de alimentos; gastos de colegios; gastos furgón; gastos en salud de otros hijos; etc.


c. Cambio en las circunstancias respecto del otro padre.


Si el otro alimentante (el padre que vive con los hijos) tuviera una mejora en su situación económica, también podría rebajar alimentos el que está pagando, dado que el otro padre debería aportar más en proporción, dado que su situación económica mejoró. Ahora bien, si su situación empeoró, sería ese padre el que podría pedir rebaja.

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© CFT ABOGADOS    -   Alfredo Barros Errázuriz 1953, oficina 1003, Providencia

CONTACTO@CTABOGADOS.CL  +56-9-97895950

Cifuentes Fischer & Tognarelli Abogados - Servicios de Asesorías Legales y Representación en Juicios